Solicitar presupuesto gratis

La importancia de la imagen en la política está fuera de toda duda. No hay partido político que se libre ni mucho menos líder de un responsable de imagen en busca de ofrecer la mejor versión, también en el plano estético, de los candidatos a regir nuestras vidas.

Algo a lo que no es ajeno el panorama político patrio, donde casi todos los expertos en imagen coinciden en que “todos” los líderes se han hecho algo para mejorar su imagen, siendo, eso sí, muy variados los tratamientos o retoques realizados por cada uno de ellos.

En el caso del presidente en funciones, Pedro Sánchez, todo hace presagiar que son varios los tratamientos de láser para mejorar el aspecto de la tez de su rostro, maltrecha como consecuencia del acné. También es probable que este se someta a exfoliaciones, limpiezasfaciales, foroprotecciones e incluso inyecciones de bótox para suavizar sus líneas.

En cuanto al presidente del Partido Popular, Pablo Casado, más allá de la barba, se cree ha recurrido al bótox para eliminar algunas arrugas de su expresión, a pesar de que su aspecto juvenil no le hace necesitar grandes tratamientos.

Si bien no parece haberse hecho nada en el rostro, Pablo Iglesias recurriría habitualmente a distintos tratamientos relacionados con el cuidado de su cabello como la ingesta de complementos vitamínicos y el uso diario de elementos que ayudan a fortalecer el cabello.

Del que nadie tiene duda es un habitual a los tratamientos de estética es Albert Rivera, candidato a presidente del Gobierno por Ciudadanos, a quien se le atribuyen no pocas sesiones de inyección de bótox que le han proporcionado resultados naturales, pero que son evidentes dada la falta de líneas de paso del tiempo en su rostro.

Quien tampoco puede negar el haberse realizado tratamiento de estética para mejorar su imagen es Santiago Abascal, el líder de la formación VOX. Basta con cotejar su imagen actual con la de hace unos pocos años para comprobar que este se ha realizado un implante capilar para aumentar el número de folículos capilares que copan su cabellera.

El bótox, la mejor ayuda estética para los políticos

Otros políticos que han pasado por chapa y pintura son José Bono, para recuperar el pelo perdido; María Teresa Fernández de la Vega para estirarse el rostro; Alicia Sánchez Camacho para aumentar el tamaño de sus labios y pómulos, además de cambiar su nariz; Soraya Sáez de Santamaría para reconstruir un diente; María Dolores de Cospedal para lucir una piel rejuvenecida; Magdalena Álvarez para hacer lo propio; Eduardo Zaplana para realizarse distintos tratamientos con el objetivo de rejuvenecer su rostro y muchos otros que se han venido inyectando bótox con la intención de detener el paso del tiempo de su rostro.

Como ven, recurrir a la ayuda de los avances en la cirugía estética y plástica no es exclusiva de ningún partido político, en tanto en cuanto es posible encontrar políticos a distintos niveles en todas y cada una de las formaciones políticas con representación en este país. Todo sea para lucir la mejor imagen posible ante sus votantes.

Puntuación
[Total: 0 Puntuación: 0]