Solicitar presupuesto gratis

Muchos lectores nos preguntas qué es lo que deberían saber antes de contratar un seguro médico. Una pregunta que tiene su aquel y que vale la pena explicar detenidamente a través de los siguientes epígrafes:

Claves a tener en cuenta antes de contratar un seguro de salud

Mira a largo plazo

Un error habitual de quienes contratan un seguro de salud es verlo en relación a su estado de salud actual. La vida es larga y poco a poco irán surgiendo problemas ante los que deberemos estar cubiertos.

Constata si existe o no prima por siniestralidad

Antes de firmar echa un ojo al apartado de la siniestralidad ya que existen seguros en los que la póliza vence por siniestralidad o al cumplirse determinada edad. Se importante saber si se producirán subidas en la póliza y, en caso afirmativo, cuándo llegarán.

Detente a leer las coberturas de cada póliza

Es imprescindible conocer al detalle cuáles son las coberturas que se ofrecen en cada póliza. De ahí que haya que preguntar y plantear distintos escenarios para saber exactamente qué tenemos delante. Los plazos de atención, los centros a los que podremos acudir o los plazos de carencia nos entran y cuáles no son algunas cuestiones a resolver previamente a la firma.

Revisa la plantilla médica

No cuesta nada conocer cuál es el cuadro médico con el que cuenta cada aseguradora, máxime si vamos a hacer un especial uso de una determinada especialidad. De ser así nos convendrá contratar con la aseguradora que cuente con los mejores especialistas de la zona.

Revisa si tendrás cobertura nacional o internacional

Nunca se sabe cuándo se va a tener que echar mano a un seguro médico. Es por eso por lo que debemos saber desde el segundo cero si tenemos cobertura a nivel nacional y también fuera de nuestro país y si en el extranjero mantendremos las condiciones o se funcionará con alguna prima.

Informarse sobre todos sus servicios

A menudo el valor añadido que ofrecen unas aseguradoras respecto a otras radica en los servicios adicionales que estas ofrecen. La atención gratuita telefónica, la asesoría continuada más allá de las visitas concertadas, la atención domiciliaria, la presencia o no de chaquetas azules durante nuestra estancia hospitalaria, la posibilidad de hacer uso de avanzados servicios digitales, la existencia de residencias para mayores o de atención dental o psiquiátrica en la cartera también son asuntos a tener muy en cuenta.

Seguros adicionales

Por último, no es ningún asunto menor conocer si, además de nuestro seguro de salud, la compañía con la que vamos a estar unidos ofrece otros seguros adicionales tales como de vehículos, empresas, accidentes, decesos, de viaje, de hogar, etc. y si existe la opción de conseguir una buena oferta uniendo varios de estos o no.

Con todo esto, con paciencia para ojear todo lo que ofrecen las distintas alternativas a nuestro alcanza y sin parar de preguntar a los profesionales que nos atiendan estaremos en condiciones de escoger el seguro que más se ajusta a nuestras necesidades.

Puntuación
[Total: 0 Puntuación: 0]