Solicitar presupuesto gratis

La cirugía reconstructiva o reparadora es aquella que tiene como objetivo restaurar las secuelas producidas por causas como enfermedades, accidentes, quemaduras, traumatismos o tumores producidos en cualquier parte del cuerpo.

En cuanto al capítulo de las enfermedades, señalar que son muchas las patologías que producen alteraciones estéticas en nuestro cuerpo y que se pueden solventar gracias a la cirugía plástica reparadora. Algunos de los males que más pacientes llevan a las clínicas en busca de cirugías reconstructivas son las siguientes:

Craneosinostosis: Se trata de un problema de nacimiento que afecta al normal crecimiento del cráneo.

Labio leporino y paladar hendido: Otra malformación congénita que se produce durante la gestación y que hace que la boca se comunique con las fosas nasales.

Cualquier tumor que necesite ser extirpado es susceptible de causar daños estéticos que se pueden subsanar mediante las técnicas quirúrgicas reparativas. La más habitual es la mastectomía. Y es que el cáncer de pecho a menudo obliga a extirpar un pecho que se puede reconstruir perfectamente gracias a la cirugía plástica.

No obstante, gran parte de las personas que acuden a los centros especializados en cirugía plástica y reparadora son víctimas de accidentes domésticos, traumatismos o accidentes al volante en los que se producen heridas profundas e incluso amputaciones de distintas zonas del cuerpo.

También son muchos los pacientes que acuden a los cirujanos especializados en cirugía reconstructiva como consecuencia de haber sufrido una quemadura, víctimas de un accidente en el hogar, de un accidente de coche o de un accidente laboral. Las marcas en la piel y los defectos en los tejidos pueden solventarse mediante la cirugía plástica.

Por último, no podemos olvidar las cicatrices, tanto accidentales como fruto de una intervención quirúrgica que afectan a la autoestima y que pueden eliminarse a través de la cirugía.

Tratamientos de cirugía plástica y reparadora

Dependiendo del tipo intervención y de la gravedad del problema a tratar podemos encontrar distintos tipos de tratamientos:

Microcirugía: Intervención quirúrgica que se lleva a cabo con materiales precisos que controlan cirujanos expertos en este tipo de operaciones. A menudo se utilizan para reparar nervios y tejidos de muy pequeño tamaño.

Injertos: Muchas quemaduras obligan a realizar injertos de tejidos para reconstruir las zonas afectadas.

Reimplantes: A menudo se producen amputaciones en las que es posible reimplantar los miembros amputados, siempre que se haya producido una conservación limpia hasta el momento de su recolocación.

Reconstrucción mamaria: Tras sufrirse un carcinoma de pecho es posible reconstruir la mama utilizando tejido de la propia paciente, cuando no directamente una prótesis.

Si bien existen más tipos de tratamientos dentro de la cirugía estética y reparadora, estos son los más habituales que se llevan a cabo todos los días en centros especializados de todo el mundo.

Uno de los que mejores soluciones ofrecen son los centros de Cehri, especializados en cirugía plástica y estética sirviéndose de las últimas técnicas quirúrgicas y de los mejores especialistas para corregir cualquier problema de este tipo a precios asequibles para casi todos los públicos.

Puntuación
[Total: 0 Puntuación: 0]