Solicitar presupuesto gratis

La imagen es cada vez más importante. Tanto que cada vez son más las personas que deciden someterse a algún tipo de tratamiento o intervención quirúrgica para modificar el suyo eliminando aquello que les incomoda o modificando algún rasgo en busca de esa imagen que desean.

Así lo confirman informes como el que recientemente presentaba la Sociedad Americana de Cirujanos Plásticos revelando, además de las nuevas tendencias en los procedimientos de modelado corporal, el aumento del número de operaciones de estética en el país americano y el resto del mundo, superando los 18 millones de procedimientos quirúrgicos en suelo estadounidense en 2018, lo que supone un aumento de 250.000 operaciones estéticas más que el año anterior.

Una tendencia que se repite en todo el mundo, tal y como reflejan, por ejemplo, los datos oficiales que maneja la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética (SECPRE) confirmando que en nuestro país estamos cerca del medio millón de intervenciones cirugía estética tras varios años consecutivos incrementándose el número de operaciones de este tipo en nuestro territorio.

Centrándonos en el caso español, según este estamento, la reina de las operaciones de estética sigue siendo la mamoplastia o aumento de mama, seguida de la liposucción, de la reducción de pecho combinada con la modificación del tamaño y el lugar de estas. Intervenciones a las que sigue la abdominoplastia o reducción de grasa en el abdomen y los rellenos de glúteos, pómulos o caderas realizados con grasa propia del paciente.

Razones por las que están aumentando las operaciones de estética en todo el mundo

Que el número de intervenciones exclusivamente estéticas no deje de aumentar no es casualidad. Según se apuntan desde distintos estudios la mayor parte de los pacientes acuden a centros estéticos especializados con este tipo de medicina para, en primer lugar, mejorar su autoestima, encontrarse más satisfechos con su imagen, conseguir un mayor atractivo físico e, incluso, como sucede con la reparación de los labios genitales femeninos, por motivos religiosos, siendo esta intervención una de las que más ha crecido en todo el mundo, sobre todo en países donde la religión juega un papel fundamental en la vida de sus habitantes.

Otras de las razones esgrimidas por los pacientes que se han sometido a algún tipo de modificación de su físico en el último año son la necesidad de mejorar su imagen para adaptarla a los cánones de belleza actuales y el cambio de sexo.

En el caso de las mujeres, los principales motivos argumentados están vinculados con la mejora de la autoestima, la satisfacción con la vida y la mejora del atractivo. En el caso español, siguen siendo ellas las que más seoperan, firmando el 83,4% de las intervenciones frente 16,6 % a hombres. No obstante, cabe destacar que la brecha de género en las intervenciones de estética viene reduciéndose pocentualmente año tras año desde hace una década.

La aparición de técnicas menos invasivas, el aumento en la especialización o la reducción de los costes de las operaciones de estética también están influyendo de manera decisiva en el incremento de las operaciones de estética.

Puntuación
[Total: 0 Puntuación: 0]