Solicitar presupuesto gratis

La cirugía estética ha dejado de ser un tabú. Aunque todavía hay personas que prefieren mantener en secreto sus retoques estético, los que lo hacen cada vez son menos, al menos en nuestro país, donde según datos oficiales de las distintas asociaciones de profesionales de la medicina estética no dejan de aumentar las intervenciones, año tras año.

Si bien la inmensa mayoría es la persona la que acude al centro especializado de turno para someterse a un intervención que le sirva para corregir aquello que no le gusta de su cuerpo, lo cierto es que cada vez son más las personas que pasan por chapa y pintura como consecuencia de un regalo de un ser querido. Todo un lujo para quienes tienen la suerte de recibir semejante obsequio.

Y es que una de las consecuencias directas que tiene el sacar del armario todos los retoques que nos vamos haciendo es, precisamente, que al comentar qué no nos gusta, qué podríamos mejorar o qué tratamientos o centros clínicos son mejores que aquellos que más nos quieren tomen buena nota y, el día menos esperado, sorprendan a esa persona especial con aquello que tanto anhela.

Gran parte de las operaciones que se regalan las llevan a cabo parejas y familias, sobre todo padres cuando se trata de personas jóvenes a las que aquello que les falta o les sobra les acompleja. Es en estos casos cuando es mejor no esperar y tomar cartas en el asunto en busca de una solución rápida para ese problema de autoestima que se puede corregir en quirófano.

Los tratamientos y operaciones estéticas que más triunfan en España

A la hora de regalar, la mayoría prefiere optar por pequeños tratamientos como lo son las infiltraciones de bótox, el microblading, ácido hialurónico, péptidos, los tratamientos de endermología y la combinación de hidrolipoclasia y cavitación.

En cuanto a las intervenciones quirúrgicas destacan el lifting, el aumento de pecho y la rinoplastia, seguidas de cerca por la blefaroplastia. En el caso de los hombres, habría que añadir la que es la operación de estética estrella, el injerto capilar, al que recurren cada año en España más de 20.000 varones, dejando claro que la estética no es solo cosa de ellas.

Y es que a nadie se le escapa que, aunque nos gustaría que el mundo fuera de otra manera, la imagen que proyectamos influye de manera determinante ya no solo a la hora de encontrar a alguien, sino a la hora de conseguir un trabajo o de ascender profesionalmente, tal y como corroboran distintos estudios al respecto.

Nos guste o no nos guste la influencia de la estética es cada vez mayor en Occidente. De ahí que la medicina estética se esté democratizando y que cada vez sean más las personas que hablan abiertamente de todo lo que se van haciendo a lo largo de su vida en busca de su mejor versión. Si quieres y puedes, viendo la cantidad de clínicas y tratamientos que existen, no parece haber motivo para no hacerlo.

Puntuación
[Total: 0 Puntuación: 0]