Solicitar presupuesto gratis

El auge de las terapias alternativas como método para cuidar nuestra salud es un hecho. Cada vez son más las personas que, como complemento a las terapias medicinales, recurren a aquellas que se sirven de medios naturales para mejorar su salud.

Una vez la ciencia ha asumido que hay factores que el cuerpo humano se ve influenciado por aspectos físicos, emocionales y psicológicos, así como que influye de manera determinante el entorno y su manera de interpretar la vida, los centros que apuestan por la aplicación de terapias como el yoga, el tai-chi, el reiki o el pilates se extienden por todo el mundo. Vamos, pues, a ver de qué tratan cada uno de ellos.

Terapias alternativas en busca del equilibrio de cuerpo y mente

Yoga

Del sánscrito “unión”, el yoga es un compendio de disciplinas de origen indio que tienen como objetivo conducir al ser humano hacia sí mismo eliminando aquellos problemas físicos y psíquicos que le rodean.

Dividida en 8 ramas, se basa en la realización de ejercicios sobre una esterilla que aúnan posturas y respiración sumándose durante su ejecución distintas técnicas de meditación y relajación. Su práctica continuada, además de mejorar la musculatura, reduce el estrés y mejora el bienestar de quienes lo practican.

Tai-chi

Traducido como “camino supremo del puño” se trata de una técnica que nació como un arte marcial para, posteriormente, con el paso del tiempo convertirse en una serie de ejercicios encaminados a mejorar la salud física y mental de quienes lo ponen en práctica.

A través de una serie de movimientos circulares y lentos, y coordinando la respiración, puede ser practicado por personas de todas las edades.

Dentro del Tai-chi existen distintas escuelas como el Yang, el Chen y el Wu. Todos ellos comparten la búsqueda de la relajación, lar armonía y la coordinación. Aunque todos los ejercicios se realizan de pie, algunos de ellos requieren esterilla.

Reiki

Practicado desde finales del siglo XIX el Reiki se define como la capacidad de cada uno para transformar su propio cuerpo en un canal de energía curativa. Tiene su origen en la unión de las palabras rei o “lado universal de la energía” y ki, o “energía biomagnética del aura humana”.

A través de una técnica depurada trata de tocar los centros energéticos acumulando, transformando y repartiendo energía por todos los órganos. Durante estas sesiones el terapeuta dirige la energía acumulada a todas las zonas del cuerpo.

Los que lo practican aseguran que este alivia alergias, problemas circulatorios, óseos y otros dolores, además de ayudar a aminorar el estrés o un estado depresivo.

Pilates

Este método nació como un programa de rehabilitación y tiene como objetivo facilitar una educación corporal completa trabajando todos y cada uno de los roncones de nuestro cuerpo en conjunción con la mente.

Los ejercicios de Pilates son lentos, se realizan pocas repeticiones y en ellos se supervisa la alineación de nuestro cuerpo, la respiración y la concentración de quienes lo ejecutan. Este método mejora la musculatura, la fuerza y la flexibilidad.

Puntuación
[Total: 1 Puntuación: 5]