¿Es bueno tomar geles para correr?, ¿cuántos debo tomar en cada carrera?

Si hay un deporte que ha salido especialmente beneficiado de este boom por la vida sana que, afortunadamente, estamos viviendo en los últimos años, ese es sin duda alguna el running, o salir a correr, como se le ha llamado toda la vida.

La diferencia del running con correr, parece ser, que todos los runners, antes o después, acaban de tener como objetivo finalizar alguna carrera de las miles que existen a lo largo y ancho de nuestra geografía de muy distintas distancias y para muy distintos niveles.

Si bien la inmensa mayoría de los corredores apenas tiene que recurrir a los famosos geles energéticos para poder completar una ‘vuelta a pie’ de menos de 10 kilómetros o hasta una carrera de 15.000 metros, la cosa cambia cuando los retos nos llevan a la montaña o hablamos de distancias como el Medio Maratón y más allá de estos poco más de 21 kilómetros.

Aquí, pocos son los que no echan mano de estos geles compuestos en su gran mayoría por glucosa, es decir, azúcar, cabohidratos, grasas, vitaminas, proteínas y fibra, en función de cada gel y para lo que lo necesitemos. Cada pequeña dosis suele rondar entre los poco más de 20 gramos y los 40 de los más grandes conteniendo alrededor de 100 calorías y más, que se sirven, además, de todos los sabores habidos y por haber. Algunos de ellos, para los que se enfrentan a maratones o distancias similares, incluso pueden llevar cafeína.

A la pregunta de si los geles son buenos, la respuesta genérica sería que sí, para aquellos que vayan a necesitarlos para poder completar sin caer en déficit de glucosa, grasas o carbohidratos en su objetivo. No obstante, hay que remarcar que no a todo el mundo le sientan bien dada la gran cantidad de ingredientes concentrados que estos contienen y que se toman, además, mientras se corre y siempre acompañados de agua.

Ante la duda, lo mejor es, en el caso de que se vaya a hacer una carrera de una distancia importante que requiera de complementos energéticos, probar aquellos más suaves y de menor cantidad, e ir poco a poco probando varios hasta que encontremos aquellos que nos tienten mejor. Y es que probar directamente un gel en una carrera puede ser el detonante que nos provoque la retirada inmediata a causa de una mala reacción estomacal.

¿Cuántos geles debo tomar en una Media Maratón y en una Maratón?

En cuanto a la pregunta de cuántos geles se debería tomar una persona en una carrera, la respuesta volvería a ser “depende”. Lo ideal sería no tomar ningún gel en carreras en las que vayamos a estar corriendo menos de 50 minutos, momento en el que el cuerpo deja de tomar energía de las reservas de glucógeno para ir a por las grasas.

Así pues, podríamos concluir en que en carreras de 10 km no haría falta, y se podría tomar uno en Media Maratón, al paso por el kilómetro 15 y tres en una Maratón, al paso por el 18, el 28 y el 38 aproximadamente. Algo antes en las carreras que se realicen en montaña.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *