Las malas dietas y el deporte en exceso provocan la caída del pelo

Cada vez son más y mejores los estudios que se van realizando en relación a por qué se produce la caída del cabello. A las ya conocidas causas genéticas de la alopecia como son las genética, el estrés, los cambios de estación, los malos cuidados del cabello o la mala alimentación, se juntan ahora otros dos factores hasta ahora desconocidos para la gran mayoría del público.

Estos dos no son otros que las conocidas como dietas ‘yo-yo’ y la realización de deporte en número y forma por encima de lo recomendable, tal y como vamos a tratar de detallaros en este post para ayudarnos a frenar en la medida de los posible la caída de folículos capilares.

En cuanto al primer, asunto, el de esas dietas ‘milagro’ que te hacen perder en un mes ocho kilos y al dejarlas te hacen engordar diez en cuestión de días, según un estudio de la American Heart Association’s Scientific Sessions, no sólo es dañino para el corazón o el tejido muscular, sino también para el cabello, necesitado de una dieta variada en la que no se dejen de lado ninguno de los elementos que conforman la dieta mediterránea.

Algo en lo que también coincide el ‘Duke Diet Center’, asegurando que las pérdidas rápidas de peso tienen una consecuencia directa en la aparición de la calvicie como consecuencia de los cambios metabólicos drásticos a los que sometemos al organismo y a los que nuestro cabello reacción de manera tan negativa.

Pero como les hemos avisado en el primer párrafo, no sólo este tipo de alimentación irregular y sin controlar por nuestro médico -y sobre todo nuestro dermatólogo que revisa el caso de nuestra alopecia- favorecen la caída del pelo, sino que también lo hace la presencia en nuestra rutina de según qué ejercicios físicos.

Si bien es maravilloso todo lo que proporciona realizar actividad física moderada durante tres o cuatro días a la semana, aquellos ejercicios enfocados al aumento de músculo, tales como el levantamiento de pesas, que requieren un alto consumo de proteínas para generar y regenerar masa muscular, dañan nuestro cabello.

Esta redirección proteínica de distintas partes partes del cuerpo, incluido el cuero cabelludo, para favorecer la realización de esfuerzos considerables como los que se ejercitan en busca del aumento de masa muscular, acaban provocando un déficit proteínico en nuestro cuero que favorece de manera determinante el debilitamiento de nuestros folículos.

Así pues, ya sabes, lo mejor para mantener nuestro cabello sano y frenar la caída del pelo es la realización moderada de ejercicio y basar nuestra dieta en la mediterránea, con raciones pequeñas de todos los grupos alimenticios y con fuerte presencia de frutas, verduras, hidratos y proteínas, mucha agua y con dosis regulares de café o té que también ayudarán a mantener sano nuestro cuero cabelludo.

Con esto, y por supuesto con la ayuda de nuestro dermatólogo, debería ser más que suficiente para mantener a raya a la temida calvicie. Ahora ya sabes más trucos para cuidar de la mejor forma posible tu pelo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *