Qué componentes ayudan a frenar la caída del cabello

La caída del cabello no siempre es evitable, o al menos no al cien por cien. La llegada de una estación como la que estamos, el otoño, acelera durante varias semanas la caída de folículos capilares, como también lo provoca el estrés, la falta de hierro, un mal cuidado de nuestro cuero cabelludo o causas genéticas.

Sin embargo, los médicos dermatólogos sí parecen haber dejado claro a través de distintos estudios que existen una serie de elementos que, o bien consumidos vía oral en distintos alimentos o medicamentos, o bien a través del uso de champús, acondicionadores y locciones capilares anticaída ayudan a fortalecer el cabello y, por tanto, a frenar la caída del pelo.

Uno de ellos es el ácido fólico. Gracias a la ingesta de alimentos como el aguacate, la naranja, el brócoli, la col, la remolacha o los frutos rojos obtenemos una sustancias que favorecen la creación de glóbulos tanto rojos como blancos que, en el caso de carecer de ellos, provocarán la aceleración de la caída.

Algo parecido sucede con las vitaminas, y más concretamente la A, la B y la C. En cuanto a la primera, la A, presente en alimentos como las zanahorias, el melocotón o de nuevo el brócoli, la verdura estrella, es capital en la creación de células que participan en el crecimiento del pelo. En relación a la B, habitual en los lácteos, los huevos y muchos pescados, fomenta el fortalecimiento de los folículos y también en la regeneración de los dañados. Por último, sobre la C, decir que se puede hallar en los cítricos y en la mayoría de frutas siendo el antioxidante por excelencia que ayudará a mantener nuestro pelo vivo y radiante.

Si hablamos de mantener el pelo en las mejores condiciones posibles, antes de empezar a sufrir episodios alopécicos severos, debemos mentar a las proteínas, muy presentes en las carnes, sobre todo las rojas, los pescados azules, los lácteos y los huevos.

Uno de los elementos que mejores consecuencias tiene su presencia en el organismo sobre el pelo, pero también sobre las uñas, es la biotina, cuya presencia es mayor en cereales y otros alimentos altos en levadura. La salud de estas dos zonas de nuestro cuerpo depende, en parte, de que nuestra alimentación equilibrada contenga también estos componentes que dotarán de mejor y mayor vida a nuestro cabello.

Por último, es también importantísimo no dejar de lado el consumo de minerales como el cobre, el magnesio o la queratina, fácil de hallar en frutos secos, lentejas, tomate o espinacas, ya que la falta de hierro puede provocar que se debiliten nuestros folículos capilares dejando además una peor imagen de nuestra cabellera.

En definitiva, si queremos prevenir que empiece a hacer aparición la caída de nuestro pelo, si queremos frenarla y si queremos que nuestra melena luzca lo más sana, voluminosa y brillante posible debemos incorporar todos estos componentes fácilmente de encontrar en los alimentos de la dieta mediterránea en nuestro día a día. No parece difícil.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *