Causas de la Alopecia: ¿Por qué se cae el pelo?

Aunque muchos no sean conscientes, el cabello se regenera automáticamente todos los días. Él solo, una vez cada uno de nuestros cabellos alcanza una longitud determinada, este se desvanece cayendo empujado por los folículos pilosos que sustituyen a la pieza antigua por una renovada de nuevo cuño.

Sin embargo, esto no sucede siempre en todos los cueros cabelludos debido a distintos factores que pueden provocar la caída sin reparación del pelo como sucede, por ejemplo, cuando el organismo entra en contacto con algunas sustancias que inhiben la salida de nuevos folículos, cuando como consecuencia del estrés o de desequilibrios hormonales se detiene el crecimiento del cabello o, como ocurre en el caso que nos ocupa, cuando se padece la enfermedad de la alopecia areata.

En este último caso, si bien cabe recordar que la caída del cabello afecta tanto a hombres como a mujeres, y que como hemos repasado las causas son variables, a un sexo y a otro les suele afectar habitualmente por distintos motivos.

Así pues, si bien en los hombres existe una mayor incidencia de la alopecia como consecuencia de las causas genéticas, en las mujeres los cambios hormonales son los que están detrás de la mayoría de casos de pérdida de pelo que derivan en alopecia.

En este sentido, cabe tener en cuenta que los científicos no han sabido determinar en qué porcentaje exacto, las personas con antecedentes familiares directos, acabarán padeciendo alopecia, ya que el hecho de que uno de los progenitores la haya padecido no significa que se vaya a sufrir de esta enfermedad que provoca la caída del cabello.

En relación a las zonas más afectadas, mientras que en los varones esta se empieza a hacer visible por la caída sin reparación de folículos en las zonas de las entradas y en la coronilla, para posteriormente ir avanzando hasta encontrarse en la zona más cenital del cuero cabelludo, en las mujeres es la zona central la que más sufre cuando se atraviesan capítulos de alopecia por parte de las féminas. Uno de los momentos más habituales de pérdida de pelo dejando calvas de distinta consideración es el que se produce poco después del parto, como consecuencia de la evidente alteración hormonal.

Cómo poder frenar la calvicie

Además, como hemos comentado en los primeros párrafos, de la incapacidad de asimilar distintos tratamientos médicos o como respuesta a la presencia de sustancias químicas que pueden provocar la caída del cabello, sí parece demostrado que la falta de hierro o de proteínas en nuestro organismo desembocan en muchos casos a una pérdida de volumen capital favoreciendo la alopecia.

En este último caso, la ingesta de complementos vitamínicos puede resultar suficiente para reparar los desequilibros en el cuero cabelludo, mientras para el resto de casos se suele recurrir a distintos tratamientos hormonales con el fin de frenar la calvicie. Y es que esta, como ya se ha demostrado, cuanto más avanzada se encuentra, es más difícil de frenar sea a través de uno o de otro mecanismo.

Sitio: http://www.injertocapilarturquiafue.es/

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *